Principal
LOS HIJOS
PREGUNTAS Y RESPUESTAS
La renovación del Aguila
ARTICULOS
PSICOLOGIA CRISTIANA
=> Insomnio
=> El enojo
=> Adicción Sexual
=> La Estrategia del Infierno
=> Sintomas de Menopausia
=> BONDAD
=> Puede el amor ser una Adicción?
Guía para superarlo (acoso)
ANOREXIA Y BULIMIA
MINISTERIO FAMILIAR
Celos Pat. I
Celos Patologicos II
El que esté firme...
 

Puede el amor ser una Adicción?

Cuantas veces hemos escuchado a personas o incluso a ustedes mismos diciendo “no puedo vivir sin él o ella” “yo se que va a cambiar y me querrá tanto como yo a él/ella” “ya se dará cuenta lo que valgo” “el es así, pero en el fondo me quiere” etc.

     Estas son frases de personas que sienten la sensación de necesitar tanto al otro, que no importa lo que me haga, diga o me desgaste por el o ella. Aún cuando la relación sea abusiva o provoque gran infelicidad, sigue sintiendo que es la persona a la que necesitan y con la que quieren compartir su vida.

     Muchas veces hemos escuchado a personas hablar así y por más que le demos consejos como amigas, hermanas o madres, ellas o él, siguen haciendo justo lo que mas los daña, mantener una relación que no enriquece sus vidas, por el contrario, la empobrece, que no los hace feliz y lo que es peor aún, que nunca los hará feliz.

     Las preguntas que nos podemos hacer es ¿Qué hará que esa persona arriesgue su paz, su tranquilidad y su felicidad? ¿Por qué preferirá estar en una mala relación que sola (o) o perdiendo oportunidades para una relación de amor seguro?

     La respuesta está en una ausencia de identidad, el no ver cuanto se vale por si mismos, sin necesitar la mirada del otro o su reconocimiento. El pensar que no existimos, que no somos lo suficientemente valiosos sin el otro, sin pareja. El problema está en creer que necesitamos de una pareja, sea como sea, para existir y sentir que encajamos en esta sociedad que consideramos es de pareja y familias, el problema son los prototipos que tenemos sobre deber vivir en pareja, el problema son los miedos de enfrentar una vida sin una persona al lado, el terror a que alguien mas no nos quiera o no nos vea.

     Lo terrible de todo esto, es que estando con esas parejas que dañan, no se pasa el sentimiento de soledad, de necesitar algo más, de infelicidad. Por el contrario, este sentimiento aumenta y lleva a que las personas sientan que siempre están pendiendo de un hilo, que nada de lo que hagan sirve para cambiar esa sensación de vacío, de infelicidad.

      En resumen, es darle el poder a otro de mi propia felicidad y existencia. Es la creencia de que no somos completos sin una pareja. Quizás el dicho de que hay que “buscar a la media naranja” nos crea una sensación de no estar completos, que nos falta algo, y por lo tanto, una necesidad de estar en busca de otro que me permita sentirme feliz, valiosa y que existo.

      Pero, para quienes están leyendo este artículo, les quiero contar que si podemos ser seres completos sin una pareja, porque lo que nos hace sentirnos completos es nuestra propia identidad; basada en nuestros logros, en lo que valemos, en mirar más allá de la pareja. Es necesario que nosotros tengamos el poder de hacernos feliz y de esa manera podemos aprender a sentirnos completos sin necesidad de una pareja. Estando completos y sabiendo ser felices, podemos compartir todo eso con otro en un amor verdadero. De esa manera, como decía una profesora, la idea es que dos naranjas completas se juntan para hacer pareja.

     El amor verdadero, nos permite desarrollarnos, enriquecernos como personas, nos da espacios para crecer. Permite intereses, amigos y actividades distintas. Nos refuerza el autoestima, sintiéndonos seguros de lo que valemos y sin necesitar la valoración del otro. El falso amor, es sentido como una necesidad de sobrevivencia, la persona descuida su propia vida, su círculo social y familiar, sus intereses. En el falso amor, aparecen los celos y la posesividad. Si la relación se termina, la persona siente resentimiento, desesperación, con ganas de vengarse por lo que el otro no le dio o bien siente que le quitó.

      Una cosa es entender sobre esta dependencia a otro, otra cosa, es poder salir de ellas y en especial no volver a caer en relaciones dañinas. Por ello, quiero mostrarles con este artículo; que si hay salida, que el poder y la oportunidad de encontrar ese real amor está en ustedes. Si les es muy difícil solos, busquen ayuda de un profesional. Sé que pueden tener infinitamente mejores relaciones, que una donde están siendo muy infelices.

     Contestando la pregunta que hago en el título: ¿Puede el amor ser una adicción?, les cuento que la adicción, como definición, se caracteriza por episodios continuos o periódicos de: descontrol sobre el uso, uso a pesar de consecuencias adversas, y distorsiones del pensamiento, más notablemente negación. Juzguen ustedes si el amor en algunos casos puede ser una adicción, si la necesidad por el otro es tal, que provoca descontrol de las conductas y se busca estar con esa persona pese a las consecuencias de ello y que se niega que se es infeliz.

Centro de Orientación y Ayuda Psicológica


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=