Principal
LOS HIJOS
PREGUNTAS Y RESPUESTAS
La renovación del Aguila
ARTICULOS
PSICOLOGIA CRISTIANA
Guía para superarlo (acoso)
ANOREXIA Y BULIMIA
MINISTERIO FAMILIAR
Celos Pat. I
Celos Patologicos II
El que esté firme...
 

Celos Pat. I

Celos patológicos en la relación de pareja I
Por: Mario Machado - Psicólogo-

El presente artículo trata de los celos patológicos o enfermizos   como manifestación de violencia en la relación de pareja. El mismo está basado en la práctica profesional del autor como psicólogo en el área de la clínica del tratamiento de personas afectadas por trastornos de personalidad, con manifestaciones violentas y celopáticas.

Características de los celos patológicos

Cristina se sentó en el sillón con sumo cuidado ayudada por su hijo de veinticinco años. La expresión de su rostro mostraba cómo el menor de los movimientos le producía intenso dolor; el antebrazo izquierdo de Cristina tenía una herida cubierta por unas vendas que en el hospital le colocó el personal de emergencias; más tarde, me dijo que el antebrazo fue atravesado por una de las ocho puñaladas que Juan, su pareja, le propinara en un ataque de celos, De no haber sido por la asistencia de sus hijos, Cristina sería una de las de más de veinte víctimas mortales de femicidio que en promedio se dan en Costa Rica año por año.

Carlos es abogado, dijo que ya no soporta que su esposa Susana le haga escenas de celos por las cuales terminan peleando acaloradamente. Ella le revisa el celular y las pertenencias particulares al esposo obsesivamente. Susana recuerda como su madre sufrió las infidelidades de su padre por muchos años y, como hija mayor, ella compartía el dolor de su madre. Susana amaba profundamente a su padre, pero un día, este se fue de la casa y no solo se separó de su esposa, sino que además, él desapareció de la vida de ella y de sus hermanas por mucho tiempo. Luego de un corto período de terapia, ella reconoce que sus celos obsesivos hacia su esposo, son en gran medida fruto de las experiencias traumáticas no superadas de abandono en la niñez.

Estos son dos casos de los tantos y tantos que se podrían mencionar de un problema que afecta a más parejas de lo que nos podríamos imaginar: los celos enfermizos o patológicos en las parejas. La palabra celos, del griego “zélus” del latín “zélosus”, es definido por el diccionario de la Real Academia como la "sospecha, inquietud, y recelo, de que el ser amado haya puesto o ponga su cariño en otro". Por lo tanto el término vinculaciones celopáticas alude a la relación de pareja cargada de una emotividad negativa y dañina para los integrantes de la misma pareja. Con más de veinte años trabajando como consejero profesional y psicólogo, considero que las vinculaciones celopáticas son una de las problemáticas más serias que se dan en las relaciones de parejas. Lo más importante de resaltar en este aspecto, es que las vinculaciones celopáticas son en sí mismas una manifestación de violencia en el vínculo de la pareja, es decir, deben entendérselas como una de las tantas caras que tiene la agresión que viven muchas de las familias en Latinoamérica
En realidad se puede decir que hasta cierto punto, los celos no son dañinos en sí mismos (Corsi, J 1992). El problema surge cuando los celos pasan a ser exacerbados y se transforman en patológicos, dando lugar a una condición conocida como “celopatía o celotipia”. La celopatía es altamente dañina tanto para la persona que los padece, como para la misma relación de pareja.

La celopatía en sí misma es una manifestación de violencia.  Adentrarse en esta problemática significa tomar conciencia del papel tan naturalizado de los celos como expresión de amor en esta cultura, invisibilizados en sus dimensiones de violencia. No es hasta ahora, que el aumento en las denuncias lo pone en evidencia, como una de las causas que la alimenta (Machado, Chavarría, Rivas y Villalobos, 2007, p. 1).

Como expresión de violencia, la celopatía por lo tanto, es una forma de alimentar los celos dañinos en la pareja, que llevarán al sobre-control del compañero o compañera. El sobrecontrol en la relación de pareja, es una problemática íntimamente ligada a la construcción social de lo masculino y de lo femenino. A su vez, esta construcción está relacionada con el concepto del poder (Baró, 1996: 195; Foucault, 1991), lo cual genera un círculo en donde tanto la identidad del varón como de la mujer se definen socialmente.

El efecto de los celos patológicos en la pareja

Tanto hombres como mujeres pueden ser víctimas de los celos patológicos de su pareja; sin embargo, por lo general la mujer lleva la peor parte en las vinculaciones celopáticas, ya que los celos son la principal causa de femicidios, o sea la muerte de las mujeres a manos de sus parejas.  

“Por su condición de género, las mujeres son las víctimas más frecuentes.  El promedio anual de mujeres muertas por violencia doméstica a manos de sus parejas o ex parejas, o por problemas pasionales o violencia sexual, fue de 20 entre el 2000 y 2004, año este último, en el que 24 mujeres fueron asesinadas por estas causas”.  (Estado de la Nación, 2004: 69).
Es necesario mencionar que la violencia se puede manifestar en sus cuatro aspectos básicos: la violencia física; la violencia psicológica; la violencia sexual y la violencia patrimonial. En el caso de la celopatía del varón hacia la mujer, esta se puede expresar en los cuatro aspectos mencionados. Por ejemplo, un varón celópata puede controlar a su pareja privándole de dinero para su movilización, no permitiéndole trabajar o estudiar, lo que dañaría evidentemente su proyecto de vida.  En la celopatía o patología de los celos hacia la pareja, se puede observar que tanto varones como mujeres presentan conductas caracterizadas por la hiper vigilancia y la necesidad de controlar los movimientos de la pareja.  Estas manifestaciones estarían realimentadas eventualmente por ideas obsesivas sobre la infidelidad de la pareja, que, en el caso de los varones, la ideación obsesiva puede llegar a tal grado que puede llevar a la agresión sexual y física de la mujer e incluso la muerte. Ahora bien, Si existen celos hasta cierto punto normales en una relación de pareja los cuales no son dañinos, ¿Qué los diferencia de los celos patológicos?

Personalmente considero que existe una diferencia cuantitativa y cualitativa entre estos. Cuantitativamente, los celos patológicos serán mucho más intensos haciendo que la persona llegue a la obsesividad, sobre control y violencia. Por otro lado, referente a lo cualitativo podemos decir que en la persona celópata la consciencia es invadida por ideas y pensamientos infundados de traición o abandono por parte de su pareja. Esto produce una alteración de la percepción de la realidad.
Si bien las ideaciones amenazantes están solo en la mente de la persona celópata, estas se entretejen en una trama tan elaborada que parece real para quien sufre la crisis de celos.

Síntesis
 
Continuaremos con el desarrollo de este tema en artículos sucesivos, pero podemos resumir lo expuesto hasta este punto.

-Existen celos aceptables en toda relación de pareja, lo cual puede ser tonificante para la misma.
-Los celos exagerados pueden dar lugar a vinculaciones celopáticas, las cuales pueden ser altamente dañinas para los integrantes de la relación.
-Los celos patológicos pueden ser la causa principal de la violencia sexual, patrimonial, psicológica y física, e incluso, el asesinato de la pareja.
-Tanto los varones como las mujeres celópatas, suelen padecer de “delirios de celos” o ideas paranoicas y obsesivas sobre el ser traicionado o abandono por la pareja.
-Los celos patológicos pueden manifestarse desde el noviazgo y crecen a lo largo del tiempo durante la relación de hecho o en el matrimonio.
-Los celos patológicos lejos de ser una expresión de amor, son en realidad una manifestación de inseguridad y complejo de inferioridad por un lado, y el deseo de control y poder de la otra persona por otro.


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=